Así se usa el bicarbonato de sodio para tener uñas más largas y fuertes:

Nosotras las mujeres siempre queremos mantener nuestras uñas hermosas y saludables. Pero no es una tarea facil, sobre todo si tomamos en cuenta que al hacer los quehaceres del hogar, los químicos se adhieren fácilmente a las uñas y generan algunos daños, por ejemplo, manchas, detienen su crecimiento y las vuelven débiles.

El uso de uñas acrílicas también ocasionan daños a largo plazo. Si lo que deseas es tener uñas largas, fuertes y sanas de manera natural, lo único que debes hacer es utilizar bicarbonato de sodio.

El bicarbonato de sodio se ha empleado de diversas maneras desde hace muchos años, algunos lo hacen para combatir el reflujo estomacal, otros para blanquear lo dientes y mantener saludables las encías, pero muchos ignoran que su uso en las uñas deja resultados espectaculares. ¿Quieres saber cómo cuidar tus uñas de ahora en adelante?

Materiales a usar:

– Crema humectante.
– Un recipiente de plástico o vidrio.
– Una cucharada de agua oxigenada.
– Dos cucharadas de bicarbonato de sodio.

En el recipiente vas a verter el agua oxigenada con el bicarbonato de sodio y comenzarás a batir muy bien, de manera que se unifiquen y elimines los grumos que se puedan formar por la combinación.

Luego de esto y con la ayuda de un algodón pequeño vas a aplicar la mezcla en todas tus uñas y la dejarás reposar allí por 3 minutos. Asegúrate de hacer masajes suaves en el área de la cutícula para que las propiedades del bicarbonato surtan efecto. Transcurrido ese tiempo, retira la mezcla y procede a untar la crema humectante en tus manos, haciendo especial énfasis en las uñas.

Beneficios del bicarbonato de sodio en las uñas

El bicarbonato de sodio tiene la capacidad de hacer desaparecer el color amarillento que suelen adoptar las uñas cada cierto tiempo, asimismo, elimina el hongo, las manchas, logra fortalecer las uñas y hacerlas crecer en pocos lapsos de tiempo. Lo recomendable es seguir este tratamiento cada 15 días por 3 meses hasta que notes que ya no necesitas hacer uso de este remedio natural.

Para eliminar las manchas de la cara: Mezcla una cucharada de bicarbonato con el jugo de un limón y procede a aplicar la mascarilla en tu rostro. Déjala actuar por media hora y retira con abundante agua.

Para acabar con las arrugas: Combina una cucharada de miel, otra de bicarbonato y finalmente una de agua, bate bien la mezcla y unta el resultado en tu cara, lo dejaras reposar por 40 minutos y limpiar la zona con agua fría.

Para eliminar verrugas, acné y humectar la piel: En un recipiente, bate una cucharadita de aceite de coco y de bicarbonato, aplicas la mascarilla en tu cutis y ejerce masajes suaves por 10 minutos.

Add a Comment