Dieta para celíacos: consejos y alimentos prohibidos

Uno de cada doscientos habitantes en Latinoamérica puede presentar la enfermedad celíaca. Esta afecta a cada individuo de manera diferente y con síntomas diversos en cualquier país. Si estás en esta población, ya sabrás que un factor importante es la dieta para celíacos.

En algunos individuos el malestar puede ser más agudo que en otros. Esta enfermedad se caracteriza principalmente por la intolerancia al gluten. Como sabemos que es complicado adaptarte a la nueva dieta y entenderla, te ayudaremos con algunos consejos y lista de alimentos prohibidos.

Toma nota y reduce los molestos síntomas.

Dieta para celíacos: consejos y alimentos prohibidos

¿Qué es aconsejable antes de comenzar una dieta de este estilo?

Debemos prestar atención a todos los alimentos para una correcta dieta para celíacos.
Antes de iniciar la dieta para celíacos se debe haber realizado con antesala una biopsia intestinal que revele la intolerancia al gluten. Esto es recomendable pues en algunos casos se suele confundir a la enfermedad celíaca con el síndrome del intestino irritable o con la intolerancia a la lactosa.

Si la enfermedad celíaca es detectada, entonces se recomienda seguir rigurosamente la dieta durante toda la vida. Recuerda que el mínimo consumo de gluten puede ocasionar daños y lesiones al intestino.

Los alimentos prohibidos en la dieta para celíacos

El gluten es una proteína que está presente en cereales como el trigo, el centeno, y la cebada. Los compuestos de dicha proteína solo empeoran la condición de la enfermedad celíaca. En estos casos está prohibido el consumo de:

  • Harinas y panes hechos de trigo, cebada, centeno o avena.
  • Productos de repostería y pastelería como galletas, tortas y bizcochos.
  • Pastas y sémolas de trigo.
  • Bebidas preparadas a partir de la fermentación de cereales, como la cerveza, la malta, o la avena líquida.
  • Bebidas malteadas y algunos chocolates.

Revisa etiquetas y sé consciente de los ingredientes

Debemos prestar atención a los alimentos que consumimos.

Hay otros productos comestibles manufacturados que también pueden contener gluten en ciertas cantidades. En estos casos se recomienda siempre verificar el contenido de gluten en las etiquetas de cualquier cosa que vayas a consumir.

Así como hay alimentos que están prohibidos, también hay una gran cantidad de ellos que no poseen gluten, y puedes consumirlos en porciones considerables.

Para que una dieta para celíacos sea balanceada se aconseja añadir en cada comida, una ración diaria de verduras, frutas, y alimentos ricos en proteínas. Además, es importante realizar de tres a cinco comidas al día. Estas se deben distribuir en tres comidas completas y dos meriendas. Entre los principales alimentos que no poseen gluten se encuentran:

  • Los huevos.
  • Las frutas.
  • La leche y sus derivados.
  • La carne, el pescado y los mariscos.
  • Las legumbres, hortalizas y vegetales.
  • El arroz, el azúcar y el café.
  • Los embutidos como el jamón y la mortadela.
  • El aceite, la sal y las especias.

Revisa la etiqueta de los suplementos alimenticios

En caso de querer tomar algún tipo de suplemento vitamínico, herbal o nutricional, es aconsejable siempre tener una prescripción médica antes de consumir el mismo. Esto se debe a que algunos tienen como base alimentos ricos en gluten por lo que en vez de beneficiar al organismo, lo perjudican.

Tras una correcta recomendación profesional, debemos poner atención a los etiquetados de los alimentos y suplementos, para comprobar adecuadamente que no se encuentran derivados de gluten en su composición o fabricación.

De igual manera se debe evitar la automedicación. En el caso de personas con enfermedad celíaca es necesario consultar con un médico el tipo de medicamento, para verificar que este no posea gluten.

Aprende a controlar los cambios de humor

Pueden aparecer cambios de humor asociados a la nueva dieta.

También es aconsejable añadir a la dieta sin gluten un estilo de vida que no sea sedentario. La actividad física ayuda a controlar el estrés y la angustia. Las personas que poseen enfermedad celíaca pueden angustiarse o tener episodios de mal humor debido a su condición.

Normalmente, estos cambios de humor disminuyen gradualmente conforme se adaptan a la dieta. El ejercicio solo ayuda a liberar esa energía.

Infórmate sobre los sustitutos que te ayudan a tener una dieta variada

En la actualidad existen ya productos que están destinados para el consumo de personas en condición de celiaquía, como la pasta, el arroz y el pan sin gluten. También, hay investigaciones que sugieren que el consumo de trigo puede ser una amenaza para la salud de cualquier ser humano, no solamente de alguien con enfermedad celíaca. Hay instituciones médicas reconocidas que ofrecen planes completos a seguir para una dieta libre de gluten.

Add a Comment